P. Laurence Freeman OSB

Reflexiones de Cuaresma: viernes después del miércoles de cenizas

E507468E-C4EE-4F20-9E47-B6EF41B883A2

Mateo 9, 14-15

Hoy Jesús dice que hay un tiempo para ayunar y un tiempo para no ayunar. En Caná de Galilea, donde realizó su primer “signo” en un banquete de bodas al que asistía con su familia y amigos, ciertamente no estaba ayunando. Él debe haber tenido un buen momento. Pero la Cuaresma es un momento para ayunar, tanto digitalmente como en la comida y la bebida, y podemos tener tanto tiempo para hacerlo como cuando estamos de fiesta. Jesús caminó y habló a través de los valles y montañas de su tierra natal, pero también solía pasar el tiempo solo en lugares solitarios y, a menudo, oraba toda la noche. Hay muchas dimensiones de la bondad que deben respetarse para que la vida sea completa y nuestra tierra sea santa.

Convencionalmente vivimos en tres dimensiones del espacio y en una cuarta parte del tiempo. Estas son diferentes formas de ser y conocer el mundo. Deberíamos estar conectados a todas ellas si queremos tener un buen momento de la vida y hacer que el tiempo sea profundo, amplio y largo. El estrés o la depresión son signos de que el tiempo y el espacio no se han armonizado en nosotros. Cuando Jesús pasó cuarenta días en el desierto antes de comenzar su vida pública, también habrá sido consciente de la dimensión divina de la realidad. Puede que este no sea un buen término porque sugiere que lo divino es solo otra dimensión en lugar de la realidad que contiene y llena todas las dimensiones. Entonces, llamémosle la dimensión espiritual, y vemos rápidamente cómo nos hemos desconectado de esto por la hiperactividad del mundo cuatridimensional en el que creemos que habitamos.

En nuestra estrecha fijación con el mundo material y la ciencia, la dimensión espiritual ha sido relegada a los márgenes o excluida por completo. Sin embargo, la ciencia misma, cuando se lleva a cabo con los principios contemplativos de atención y desinterés, nos muestra que hay más dimensiones de la realidad de lo que habíamos imaginado. Un teórico de la física moderna dirá que hay al menos diez dimensiones mediante las cuales podemos “medir” la realidad (hasta 26 creo que se proponen). Si es así, ¿dónde están? Los físicos dicen que son tan reales como las “cuatro grandes” con las que estamos familiarizados; pero las describen como “acurrucadas” fuera de la vista. Esto se ha comparado con la forma en que vemos los cables tendidos entre los postes del teléfono. Desde la distancia se ven unidimensionales, una sola línea. De cerca vemos que son redondos y tridimensionales. Como visionario poético, William Blake nos recuerda: Si se limpian las puertas de la percepción, todo el mundo parecerá al Ser Humano tal como es, Infinito. Porque el ser humano se ha encerrado hasta el punto de ver todas las cosas a través de estrechas grietas en su caverna.

El propósito del ejercicio espiritual moderado durante la Cuaresma no es forzar que ocurran estados alterados de conciencia, sino permitirnos ver más, y más claramente. Nuestra disciplina diaria durante la Cuaresma es como la limpieza de primavera. No estamos tratando de ver lo que pensamos que no está allí, sino todo lo que está ahí. La dimensión espiritual puede verse entonces como esa dimensión en la que se conocen todas las dimensiones de la realidad. Es la dimensión de la integridad y la integración: el Camino, el Misterio más allá del nombre, Dios. Es en esta dimensión que la curación, que fluye de la totalidad y la superación de la separación, repara el daño causado por el conflicto cuando entra en nuestro propio microcosmos y en el cosmos.

Esto no significa que tengamos que ser capaces de nombrar y entender todas las dimensiones, pero podemos “verlas” utilizando el poder mejorado de nuestra percepción limpia. Para aquellos de nosotros en el hemisferio norte, es la alegría y el sentido puros de la revelación de encontrar un cultivo de azafranes bajo un árbol invernal, todavía pelado.

Laurence Freeman OSB

Traducción: WCCM Argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .